La productora de STAR WARS multada con 1.7 millones de euros por el accidente de Harrison Ford.

Durante el rodaje de Star Wars, Harrison Ford (Han Solo), se ve atrapado en la puerta hidráulica de la nave “Halcón Milenario”. Claramente, el mayor riesgo que había aquí era el manejo mecánico de la puerta. Fuera por lo que fuere, se activó la puerta durante el rodaje, quedando así atrapado el actor. La puerta está considerada como “un coche pequeño” en términos de fuerza. Por ello, lo primero que se debería haber controlado, es el buen funcionamiento del mecanismo del cierre, antes del rodaje. Además, es importante un buen mantenimiento para poder detectar, identificar y resolver cualquier posible problema antes de que ocurra.

Por otra parte, la productora no equipó a los trabajadores con ningún medio para protegerse de este accidente. Es más, se sabía de antemano que existía la posibilidad de que ocurriera algo con la puerta de la nave y así fue. Sumado al hecho de que aún sabiendo esto, no preparó ninguna protección para sus trabajadores, es una clara omisión de seguridad hacia el personal de trabajo.

Afortunadamente, sí que se activó una secuencia de emergencia y se abrió la puerta en cuanto pasó el accidente. Harrison fue llevado al hospital donde le atendieron y llevaron a quirófano. Al cabo de un tiempo, volvió al rodaje para acabar la película. El regulador de seguridad laboral británico, Health and Safety Executive (HSE) llevó a jucio a la productora, ganando así 1.7 millones de euros.

 

Recursos utilizados

Anuncios